CategoríasRazones por las que las muñecas sexuales son populares Estilo de vida

Cuando el amor es inmortal: cómo las muñecas sexuales preservan los recuerdos

muñeca de amor real

¿Por qué no deberían quedarse a cuidar al ser querido? El crecimiento del mercado de muñecas sexuales no solo se atribuye a la gratificación sexual sustituta. Hay otras razones. Para un hombre solitario que recientemente perdió a su esposa y ahora se ve obligado a vivir solo, has demostrado ser una verdadera bendición.

En su estilo, no es difícil con una criatura tan intrigante como una muñeca sexual de silicona encontrar amor y seguridad. Las muñecas sexuales se pueden adaptar a las necesidades exactas del cliente. Aunque la mayoría de la gente la considera un objeto inanimado, se puede personalizar para que se parezca confusamente a su difunta esposa.

Tamaño:150cm / 4.92ft
Busto:79cm / 31.10in
Talla de sujetador:Copa F
Tamaño de la cintura:54cm / 21.25in
Caderas:83cm / 32.67in
Profundidad oral:Nien
Profundidad de la vagina:12 cm / 4.72 pulgadas
Profundidad anal:12cm / 4.72in
Peso corporal:29kg / 63.93lbs

Así es como el amor se vuelve inmortal y el recuerdo de la pareja perdida se mantiene vivo. Además, este muñeco sexual hecho a medida le permite seguir manifestando los sentimientos de cariño y pasión que sentía por su mujer y seguir cumpliendo con sus deberes conyugales, como el afecto físico. De esta manera, el viudo puede pasar por alto su dolor y encontrar un sustituto para la interacción humana real.

Sin embargo, las muñecas sexuales no pueden reemplazar por completo las relaciones interpersonales humanas. En última instancia, siguen siendo herramientas para satisfacer las necesidades sexuales y emocionales, aunque adaptadas al duelo individualizado de un cliente. En el mejor de los casos, pueden conservar recuerdos y mantener vivos los sentimientos. Pero el verdadero amor, la asociación y la intimidad humana solo se pueden encontrar entre personas de ideas afines.

Todavía cumplir con alta calidad muñecas sexuales para algunos dolientes una importante función psicológica como objetos de transición. Como imágenes de parejas fallecidas o idealizadas, permiten una especie de “regulación de la relación” entre realidad y memoria, hombre y máquina. Por lo tanto, representan los límites posmodernos de nuestros deseos. Mitos modernos en forma de polímero.